lunes, 11 de diciembre de 2006

El email cumple 35 años



Ya habia puesto una nota sobre este tema, pero hoy veo en Clarin una mas completa asi que se las dejo aqui


El email cumple 35 años

Aunque no cambió demasiado desde su nacimiento, continúa siendo la herramienta fundamental de la web. Creó nuevas maneras de relacionarse, vender y trabajar. También aceleró la globalización.

Por María Farber. De la Redacción de Clarín.com
mfarber@claringlobal.com.ar

Hace 35 años, un tal Ray Tomlinson envió el primer email tal y como se lo conoce hoy en día: con una @ para separar el nombre de usuario de la máquina que lo recibe. "El mensaje de prueba fue completamente olvidable y, por lo tanto, lo olvidé. Lo más cercano a ese primer mensaje fue un...QWERTYUIOP o algo parecido", confesó a The Sun el programador que casi sin querer hizo que el email fuera el que es. En realidad, Tomlinson estaba dedicándose a otra cosa cuando eventualmente se le presentó un problema: no podía enviar mensajes entre usuarios de una misma máquina en red. Así que interpuso la arroba y solucionó el problema, y de paso, cambió la forma de trabajar y comunicarse de millones de personas alrededor del mundo, no inmediatamente, pero casi.

En rigor, el email ya existía antes de Tomlinson. En 1965, Fernando Corbato del Instituto de Tecnología de Massachussets, fue el creador de un programa que permitía a los usuarios de la universidad intercambiar mensajes a través de un sistema que se conoció como Compatible Timesharing System (CTSS). Pero, aquí la diferencia fundamental: ese programa sólo permitía intercambiar mensajes entre dos máquinas determinadas. El gran acierto de Tomlinson fue la @, que permitió intercambiar mensajes entre diferentes máquinas, en diferentes lugares y así nació el email con esa cualidad que lo hace poderoso, su capacidad de atravesar mares y comunicar gente distante y casi al instante.

En 1969 nacía ARPANET, la red en la que dos años después Tomlinson colgaría su primera @. Los responsables del intercambio de datos en red fueron Leonard Kleinrock –quien desarrolló la teoría de la transmisión de datos por paquetes- y su equipo de la Universidad de California. Para corroborar el experimento enviaron un mensaje a los investigadores de Stanford, que estaban al otro lado de la línea de teléfono. Se transmitía un carácter por vez. El primer mensaje decía "Login" pero que no llegó del todo bien (se colgó en la g), pero ya el segundo intento funcionó a la perfección. Si Tomlinson creó el email, Kleinrock fue el padre nada menos que de Internet y confesó más tarde que jamás hubiera imaginado el impacto social que tendría su invento: "A partir de los años setenta pensé: ahá, así que esto es de lo que se trata, de gente hablando entre sí y no de ordenadores".

El milagro se completó en 1991, cuando Tim Berners Lee inventó la web y así potenció la expansión del email, o su globalización. "La web de los '90 propuso una interfase mucho más amigable y permitió que el servicio de correo electrónico se popularizara. Pero lo cierto es que el email había tenido una función social aún antes que eso. En los '70, en Estados Unidos, hubo movimientos sociales de protesta por email que fueron sumamente activos", dice la Dra Susana Finquelievich, investigadora del CONICET. Esa impronta social perduró hasta nuestros días. "El impacto político del mail se tradujo en una gran plataforma de organización política y de movimientos sociales. Con el email se autoconvocaron asambleas barriales en el 2001 y se continuaron discusiones iniciadas en forma presencial", agrega.

La comunidad científica también le debe al invento de Tomlinson, la posibilidad del trabajo en colaboración con equipos de otros continentes. "Con el email surgieron todo tipo de comunidades, con diferentes intereses: científicos, sexuales, hubo grupos de divorciados, coleccionistas, enfermos de SIDA... algunos perduraron, otros no. Muchos se cerraron porque los términos de la discusión se volvieron agresivos. Y así nació otro de los grandes impactos: la netiquet, es decir, la etiqueta de la web. Con ella se crearon nuevas reglas de comportamiento para una sociedad paralela a la presencial", explica Finquelievich.

Lo cierto es que, al margen de su gran recorrido social, a 35 años de su creación, el email no cambió prácticamente nada. Por mucho que avance la tecnología en poco tiempo, el email permanece igual ¿por qué? ¿nació perfecto? "No, no es perfecto. Todavía existen las primeras redes en las que eran todos ingenieros o militares. Pero en esa época no había problemas de spam y ni siquiera los imaginaron en ese entonces. El protocolo, que ha demostrado ser eficiente porque sirve para comunicarse sincrónicamente, representa un beneficio tan grande que el spam o los virus son males menores frente a las ventajas de estar conectado", asegura Jorge Grippo.

"Esas redes donde nació Internet tuvieron una enorme influencia en los desarrollos posteriores, porque todo lo que se hizo después fue en función de ser usado en ellas. Y sus creadores no tuvieron en cuenta lo popular que iba a ser ni que alguien lo iba a usar para hacer spam. Así que tenemos esa herencia, un protocolo que es anticuado e ineficiente en algunos aspectos, pero que no nos importa, porque la clave de la eficiencia del email es su capacidad de comunicación sincrónica, en cualquier parte del mundo y eso es tan grandioso que lo otro... son detalles", reflexiona Grippo.

El futuro del email se plantea tan impredecible como sorprendente es su pasado. ¿Se solucionarán problemas como el spam, los virus y la (falta de) privacidad? "Se van encontrando frenos pero la creatividad de la gente que hace trampa siempre los supera", admite Grippo. "No hay nada en el protocolo que permita eliminar los problemas para siempre, porque es tan primitivo que cualquier persona que tuviera acceso al tipo de diálogo que hacen los servidores de correo, cualquiera que tuviera esa revelación tecnológica diría: es re fácil trampear". ¿Y un nuevo protocolo? "Tendrían que ponerse de acuerdo Microsoft, Google, IBM, lo que sería como pedir un milagro. Pero lo bueno es que Internet siempre produce esos milagros".

No hay comentarios.: